BidV y Twync

viernes, diciembre 11, 2009

Viajes para solteros

Según un relevamiento hecho por la Asociación Americana de Viajes, quienes viajan solos constituyen el 22% del total de los viajeros. Estamos hablando de 15.9 millones de personas que en el último año han realizado algún viaje, y esto sólo teniendo en cuenta a los Estados Unidos.

Sin embargo, para esta clase de turistas no todo es cerrar la puerta de casa tras de sí, en búsqueda de descanso y esparcimiento. Un tema que puede aguar la fiesta les pisa los talones donde quiera que vayan. Nos referimos al “adicional para solos (singles aditional)”. El “singles aditional” es la tarifa suplementaria que quienes se aventuran en forma individual, deben abonar para cubrir la vacante no ocupada de su reserva.

Es obvio que, por una cuestión de costos, a las compañías navieras y a los hoteles les conviene ocupar todas sus plazas (por lo que dicho adicional trepa en algunos casos al 200 %). Así las cosas, y antes de que siquiera hayamos desplegado nuestros folletos con palmeras y playas de arena blanquísima, hay razones para el desánimo.

Sin embargo, y afortunadamente, la industria del turismo ha tomado nota de la creciente demanda de este tipo de viajeros que, con toda razón, se sienten injustamente penalizados. Muchas compañías navieras y agencias de viajes que ofrecen paquetes turísticos han eliminado los gravámenes adicionales que suponen las reservas para una persona. Estas compañías cada vez son más, sólo es cuestión de averiguar cuáles son y ponerse en contacto con ellos.

Aquí van algunos consejos para evitar el adicional de marras:

1) Si ha decidido realizar un viaje por su cuenta , elija un agente de viajes familiarizado con los obstáculos con los que se encuentra un turista solo y con la experiencia suficiente como para encontrar las mejores ofertas.
2) Otra posibilidad es la de unirse a un club de viajeros solos. Aún en el caso de los solitarios y solitarias, la unión hace la fuerza. Las compañías de turismo que operan con estos clubes, consiguen eludir las tarifas y gravámenes suplementarios en hoteles y compañías navieras. Estos clubes generalmente publican en los diarios o en Internet.
3) En este incipiente proceso de aggiornamiento, algunas compañías navieras ofrecen un “matching program”. Esto es: la compañía ofrece buscarnos un buen y adecuado compañero de camarote, y si no lo hubiera nos ofrecerán el camarote a mitad de precio.
4) Los cruceros en temporada baja son otra muy buena opción. Durante el invierno muchos barcos realizan viajes con muy pocos pasajeros. En su esfuerzo por ocupar las plazas, las empresas ofrecen a “los solos” la elección del camarote o suite.
5) Tomando los recaudos debidos , a fin de evitar sorpresas desagradables, le deseamos que tenga un muy buen viaje.

1 comentario:

Ines dijo...

Hola!
Yo también fui una de las que realizó cruceros de soltera y me divertí muchísimo! Lo recomiendo!
Saludos